EL Mantenimiento predictivo en los Buques

Raúl Villa Caro

En el año 1999 me licencié en Marina Civil (sección Náutica) en la Universidad del País Vasco. En 2001 obtuve el empleo de A.N. del Cuerpo General de la Armada y en 2005 la patente del Cuerpo de Ingenieros de la Armada. En el año 2001 obtengo el título de Ingeniero Técnico Naval (Estructuras Marinas) en la Universidad de A Coruña y posteriormente el título de Ingeniero Naval y Oceánico y el Diploma de Estudios Avanzados. En 2003 obtuve el título profesional de Capitán de la Marina Mercante. Desde Octubre de 2010 estoy contratado por parte de la UDC como profesor asociado. Actualmente además de realizar tareas de investigación en el Grupo Integrado de Ingeniería, y desde octubre 2010, imparto docencia en la Escuela Politécnica de Ingeniería de Ferrol (Grado y Máster en Ingeniería Naval y Oceánica), en el Master de PRL de la FCT, y en la Universidad Senior de Coruña. Mi actividad principal, y fuera de la UDC, se desarrolla en la Ingeniería de Construcciones de Buques (Arsenal de Ferrol) como Jefe de la Ingeniería de Plataforma. Desde abril de 2012 hasta diciembre de 2013 fui Secretario de la Delegación Territorial en Galicia del COLEGIO OFICIAL DE INGENIEROS NAVALES, y desde enero 2013 soy Secretario de EXPONAV (Fundación para el Fomento del Conocimiento de la Construcción Naval y de las Actividades Marítimas).En 2015 obtuve el título de Doctor por la Universidad de A Coruña. En 2021 fui nombrado Académico Correspondiente de la Academia de Ciencias y Artes Militares (ACAMI), y de la Real Academia de la Mar (RAM). Poseo más de 250 publicaciones repartidas entre artículos de Revistas, Libros, Capítulos de Libros, y Comunicaciones en Congresos.

20 Responses

  1. Jesulin dice:

    Está muy bien lo de ahorrar dinero prediciendo fallos que todavia no han surgido y cobrando por ello pero, si no surgen estos fallo futuros Qué. .. cuanto material y tiempo tiramos… acaso la Armada Española de todos es tan inútil que no se ha dado cuenta antes de la panacea del predictivo… no es oro todo lo que reluce, y yo no voy a defender a la Armada pero no son tan torpes. Por otro lado, si nos quitan de comer a los que vivimos del correctivo quién nos va a enseñar esas trapalladas matematicas… ahy… cobrar por predecir el futuro… lo que faltaba.

  2. Alvaro dice:

    Un tema muy interesante Raúl. Pero veo complicado aplicarlo… requerirá mucho esfuerzo y tecnología. Un saludo!

  3. Laura A. dice:

    Como siempre, un estupendo artículo. Una magnífica y necesaria aclaración sobre los tipos de mantenimiento, sin duda!

  4. Saturnino dice:

    Hola Raúl.
    Interesante e importante tema.
    Es fundamental en todo tipo de máquinas el mantenimiento para poder tener al día el buen funcionamiento de un sistema.
    Cuanto más se reduzca el mantenimiento correctivo mayor será la fiabilidad y mayor será la vida útil del sistema. Evitando las paradas imprevistas por agotamiento de una pieza.
    Hasta ahora el preventivo era la solución pero es algo que sale caro y a veces innecesario.
    Me parece muy bien el predectivo siempre y cuando, haya muy buenos sensores para detectar los posibles anomalías.
    Por supuesto muy buenos expertos, capaces de analizar los datos e interpretarlos correctamente.
    Todo lo consiga mejorar la seguridad y la vida de nuestros equipos, bien venido sea.
    Muy bueno.
    Saludos.

  5. David López Armario dice:

    Muchas gracias Raúl. Qué grand eres¡¡

  6. Emilio J. dice:

    Gracias Raúl. Ya me he acostumbrado a tus «viernes» que me mantienen en contacto con la profesión. ¡Qué bien lo haces, si señor! Un abrazo

  7. Jose Castiñeiras Ruiz dice:

    Saludos.
    Dentro del ámbito de la Armada, el tema del mantenimiento predictivo, siempre ha sido un campo conflictivo, y más, en cuanto lo que respecta a la formación de analistas.
    No todo el mundo que trata este tema por primera vez, conoce el sistema de formación de analistas en los diferentes campos que componen esta disciplina del mantenimiento, y me gustaría hacer un resumen para que se hagan una idea.
    La formación de un analista en análisis de vibraciones es un proceso de media o larga duración, dependiendo de los conocimientos previos que se tengan en el campo de la mecánica, pero aun teniéndolos, no deja de necesitar un mínimo de tiempo.
    El periodo de formación en esta técnica pasa por el periodo de formación teórica acompañado de la formación práctica TUTORIZADA. Un analista en vibraciones no se considera como tal hasta que alcanza un determinado grado de acierto certificado por otro analista experto en la materia.
    En los EEUU, se otorgan grados, en función de las habilidades demostradas en este campo.
    Por otro lado, los sistemas de análisis, monitorización, almacenaje exigen de conocimientos en manejo de programas informáticos altamente especializados, disciplina en la forma y captación de datos y su manejo.
    Hay que tener en cuenta que las máquinas no solo se diagnostican, si no, que además, se monitorizan a lo largo de su vida. Factores como puesta en marcha, calentamiento y carga aplicada son fundamentales a la hora de levantar las tablas estadísticas de los niveles de alerta y fallo, y ni que decir tiene, que el historial de tomas debe de acompañar a cada máquina.
    Si es la primera vez que se toman medidas, se parte de niveles por carta en función de la potencia y régimen de trabajo, para posteriormente adaptarlos a niveles más acotados en márgenes de frecuencia y amplitud utilizando factores estadísticos. Se necesita un mínimo de 4 a 6 medidas para establecer con un criterio aceptable los niveles de alerta y fallo, y el tiempo empleado, depende de la periodicidad establecida de catas.
    En la Armada lo que falla, desde mi punto de vista, es que no se tiene en cuenta el factor tiempo de formación del analista. En un departamento especializado en este campo, no se puede hacer que se cambie ¾ partes de la plantilla de analistas, por personal, que no tienen los cursos pertinentes y no está cualificados para analizar y diagnosticar. Dicho departamento que da con una carga de trabajo enorme difícil de asumir por el personal que queda con experiencia, en espera de la formación de los recién incorporados.
    Se sabe por estudios realizados que el material necesario, licencias de software y costes de formación de un grupo formado por una base de 4 analistas (que deberían de ser más) es muy elevado, pero por el contrario, con una población de máquinas de más de 1600 (fragatas F70, F100, buques auxiliares de gran porte, y cualquier incidencia que pasaba por el departamento) hacen que se amortice en un tiempo record menor a año y medio.
    Otro aspecto era responder a la pregunta del millón ¿Cuánta pasta nos hemos ahorrado utilizando este sistema?. La respuesta en la Armada era, ni idea. Y es normal si no se tiene acceso a los costes de desmonta, traslada, repara, traslada, monta y prueba, que ocasionaba una avería catastrófica y su comparación con reparaciones realizadas en base a la toma de decisiones basadas en esta técnica. Como anécdota, puedo comentar, que en broma decíamos, que si nos dieran el 1% del dinero ahorrado mensualmente, los 8 componentes del equipo nadaríamos en la abundancia. El problema principal era, a mi entender, la burocracia entre diferentes departamentos, de diferentes áreas.
    Incluso, una vez se mandada a reparar, el mero hecho de pasar por el taller a inspeccionar las piezas cambiadas, era tomado por los operarios como un acto de auditoria del trabajo bien realizado, cuando lo que buscamos era la certificación del fallo diagnosticado, para afinar aún más.
    En la actualidad, y por comentarios con técnicos especializados, las empresas prefieren subcontratar el proceso de toma de datos, análisis y diagnóstico, que realizarlo por los propios medios.
    No me quiero extender más, pero para mí, es un tema muy interesante que ocupo cerca de 6 años de mi vida.
    Si a alguien le interesa, puede contactar con migo por email cas_caster@yahoo.es, tengo la especialidad de SONAR (detección antisubmarina), y fui formado en la Armada por los técnicos de las empresas PREDITEC y ALABA ING., en los campos de análisis de vibraciones, análisis de máquinas eléctricas por termografía, análisis de campo eléctrico y magnético. Más de 6 años de experiencia, y en mi actual destino, de vez en cuando, se tira de conocimientos adquiridos

  8. Antonio dice:

    Buenos días, Raúl. Interesante artículo. Al final siempre nos decantamos hacia el lado de ir prescindiendo de personal que se sustituye por las máquinas. Creo que detrás siempre debiera de haber un profesional, pero ojo, cuando digo un profesional, es un profesional, no al operario que se contrata de países tercermundistas porque salen más baratos. En fin, creo que es una lucha personal que va a tener un final trágico hacia lo que yo pienso. No pretendo ir en contra de la evolución, pero finalmente tendremos que hacer un control de natalidad parecido al de China jejeje. Un fuerte abrazo y buen fin de semana

  9. Raúl Villa Caro dice:

    Gracias

  1. 26 de febrero de 2017

    […] EL mantenimiento predictivo en los buques […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *